Tachenko

Fue un día de mensajes encontrados. Fue un día de eslóganes.

“Sal un Jueves al Mes”: Era el pretexto. De un tiempo a esta parte se organizan fiestecillas con conciertos de varios grupos bajo ese lema. Un lema que algunos lo encontramos pobre o poco ambicioso. ¿Por qué Salir SÓLO un Jueves al mes? ¿No quedamos hace tiempo que los Jueves eran los nuevos Sábados? ¿Esto es una vuelta atrás en el tiempo o es que me gusta mucho salir? De todos modos, se agradecen iniciativas como esta, que te acercan a grupos de manera gratuita (salvo por los precios de las copas o refrescos, que te obligan a tomar dos si quieres entrar, a pesar de ser “entrada gratuita con invitación” y la tortura de que sólo haya dos marcas de whiskys y que ninguna sea la tuya, aunque te gusten casi todas…)

“Os reís porque sois jóvenes”: Sin duda alguna, uno de los mejores títulos de disco de los últimos años por estos lares. En algún sitio leí que simplemente por ese título, ya merecería la pena escuchar el disco y estoy completamente de acuerdo. Además, el disco no es nada despreciable, más bien al contrario. Hace tiempo que estos maños conquistaron al que escribe estas líneas, y están camino de conquistar a muchos… Si El tiempo en los Urales lo permite. A fin de cuentas, todos guardamos un gran recuerdo de El Niño Gusano, donde empieza una parte fundamental de este grupo.

“Esta vida pide otra”: Este título del 2008 de Tachenko, sirve para ilustrar la sensación que produce siempre la espera a pesar de estar amenizado por el resto del cartel de la fiesta (Hommeboy, Brian Hunt…) y las dudas razonables que te entran cuando sabes que a menos de 500 metros estaban tocando en ese momento Love of Lesbian. Afortunadamente a eso de las doce saltan al escenario los maños para dar un concierto fresco, de puro pop (sin ambages) durante casi hora y media.

Pequeños problemas con la voz hace que los circunloquios entre canción y canción no se entiendan con claridad, pero comienzan (como viene siendo habitual) con Compañeros del Metal y, a partir de ese momento todo aquello de “Salir un Jueves al mes” parece que toma sentido. Las Flores del Mal, Vámonos, Tírame a un volcán, La resistencia… Su nuevo disco va desgranándose canción a canción sin que eso parezca importar al público, que canta todo con bendita obediencia.

Tachenko

Los cambios de voz hacen que cada uno busque su lugar. Algunos son más de Sebas Puente, otros más de Sergio Vinadé, pero la mayoría de las canciones llegan con mucha facilidad. Esa es una de las grandes virtudes de estos tipos: Conectan con desenvoltura y las letras están cuidadas sin resultar obvias o facilonas. La banda funciona con precisión y acordes precisos. Pop en estado puro, sin disimularlo y sin tener que pedir perdón por ello.

Escapatoria es un tema con especial fuerza y apunta a la altura de los viejos temas que intercalan en su nuevo repertorio como Mordekay, Afganistán, o el mítico Amable, que guardaron para el final.

“Las Jugadas imposibles”: La salida de la sala se produce de manera rápida y masiva. Parece que el atractivo de la noche ya ha pasado. Viendo la puerta de la Sala Heineken a la una y media de la noche pienso que lo de Salir un Jueves al mes quizás no especifique claramente hasta qué hora hay que estar de fiesta. Quedan atracciones dentro, pero la mayoría de los asistentes dejamos constancia con nuestra escapatoria de que lo que nos llevaba a la cita eran cuatro músicos maños que parecen saber hacer muy bien las cosas y que van camino de convertirse en uno de los grandes… Habrá que tomarse otra para celebrarlo.

A fin de cuentas: Tachenko somos todos.

Myspace

Entradas relacionadas: