Adanowsky vuelve a la carga con un nuevo single. Se llama “Dancing to the Radio” y relata la historia de un hombre que prefiere no enfrentarse a la realidad del mundo que le rodea y se encierra en su habitación a bailar escuchando la radio, olvidando lo que la sociedad le impone, negándose a vivir una vida que no le corresponde.

Nueva música, nuevo estilo, nuevos trajes y nuevo personaje. ADANOWSKY ha cortado con el pasado matando a sus personajes anterioes (El idolo y Amador) en el escenario. Ahora es un  hombre nuevo que no revelará la identidad de su nuevo alter ego hasta que su nuevo disco salga. Una producción explosiva de Disco-Rock, con guitarras funk vintage mezcladas con sintetizadores de los finales de los setentas, que será la última parte de su trilogía iniciada con El ídolo y Amador. Un concepto y nuevo disco que han tomado más de 2 años en crearse en París. Todas las canciones han sido producidas por el propio Adanowsky junto a los Polycarpe.

Entradas relacionadas: