Alfredo González

No estaba acostumbrado a un concierto a guitarra y voz, simple, sin artificios. No es fácil. En un concierto conjunto con Marc Vilaclara, joven promesa, demostró lo grande que va a ser este cantautor. Sólo le faltó su piano. Era la primera vez que lo veía en directo y espero que no sea la última, aunque su circuito habitual, queda lejos de mi ciudad. Tiene grandes canciones, contadas antes de interpretarlas, lo que siempre se agradece de un autor, para saber por donde van los tiros. No pude anotar el set list, pero cantó un buen puñado de su gran disco “Dudas y precipicios”, indispensable, una canción de un disco anterior en su lengua madre, y un adelanto del próximo, y ansiado disco, que me encantaría tener ya para poder saborearlo. Cantautor a tener en cuenta, para seguirlo bien de cerca, porque dará que hablar en próximos años. Como si lo viera. No desfallezcas Alfredo, lo estás haciendo muy bien. Aprovecho desde aquí para mandarle un saludo que no le pude dar en la sala, debido a una incomoda e inoportuna lesión en la mano. Y espero que el próximo concierto sea con piano, con banda seria la hostia…

Entradas relacionadas: