Bueno, como hemos llegado tarde, otra puta vez, pero esta vez mucho, pues he decidido no hacer crónica.

Después de que Javi pagara 4 euros por dejar una chaqueta y un paraguas, entramos, empezando Copenaghe de Vetusta Morla. A la segunda canción de este grupazo he decidido que tenía que escribir algo. Abro así el apartado de Anticrónicas, donde uno escribe lo que le sale de los huevos (como siempre, pero más). Primero, lo siento por no haber visto a The Blows, que ya es la segunda vez que me los pierdo. A ver si a la tercera… Y ahora vamos con el plato fuerte: Vetusta Morla. Supongo que no se imaginaban petar La Riviera, y que la gente cantara (no corear, cantar) todos sus temas a pleno pulmón. Incluso había un fan enloquecido sin camiseta, que se iba acercando al escenario sin camiseta en Saharabbey road , creo que se llamaba Carlos… Recibido el premio Ojo Crítico de RNE, con todas las de la ley, es el grupo que más transmite de los que he visto este año, de hecho, pondría este concierto suyo como el segundo mejor que he visto este año. El primero es este:

Impresionante este grupo de amigos, impresionantes los temas, los viven y los sufren, tremendos. Al acabar, más o menos la mitad de la sala se fueron, con lo que se confirma el auge popular (que no me suele molar, por otra parte merecidísimo) que están viviendo.

Entraron La habitación roja, que es uno de esos grupos de los que te ha hablado muy bien más de una persona, pero nunca te has puesto a escuchar. Son buenos, muy buenos, me gusta mucho la forma de tocar que tienen, pero no me he enterado de las letras, solo de algunos estribillos. Me han dicho que empiece por Nuevos tiempos. Y lo voy a hacer, vaya que si lo voy a hacer… ¡Mañana Deluxe!!!

Entradas relacionadas: