Comenzaba una velada prometedora, la cantera Navarra iba a poner la alfombra roja al gran Bigott en una velada donde los diferentes estilos de los grupos no dejaron indiferente al respetable.

Hacia las 21:30h Wilhelm & the dancing animals hacían aparición en el escenario de la sala Movie. Había ganas y curiosidad a cerca de este grupo navarro que en menos de un año ha compuesto la formación, ha grabado un disco de 3 canciones “The Forests Have no Name“  (actualmente se encuentran grabando el “disco debut”) y están girando y girando por la zona Norte dejando buenas críticas tras su paso. Un paso acelerado, porque el propio nombre del puede dar una pista acerca del tipo de música que realiza esta gente: bailable. Folk, Grunge, toques Punk, muchos matices, pero todos ellos bailables.

El amplio abanico de instrumentos utilizados, son un gran ejemplo de la frescura de este grupo. Guitarras, bajo, batería, mandolina, pandereta, melódica, teclado, etc… Una gran voz, la de Helen, dulce y melodiosa se enfrenta y encaja a las mil maravillas con la forma de cantar de Guillermo. Y es ante las adversidades, cuando se nota que un grupo lo vale. El teclado murió y Helen arropada por sus dancing animals puso ese plus de actitud que hizo que no se echara en falta dicho teclado.

El grupo presentó los temas que aparecerán en el nuevo disco, y los 3 temas ya publicados del primer EP. Hay muchas ganas de escuchar ese disco debut. Habrá que estar atentos, seguro que dan que hablar y danzar.

 

Llegaba el turno para J’aime, el nuevo proyecto de Jaime Cristóbal (Souvenir) que con aires sureños y una banda espléndida dejó una muy grata impresión en el público.
Música que parecía ubicarte en Nashville más que en Pamplona.
Sorprendió el unísono de la banda y su buena puesta en escena. Era el turno de un viaje en carretera, un dial que evocaba la gran profesionalidad de esta banda.

Un claro ejemplo de ello, su single y
apertura del concierto, “My Cigarettes”

Y llegó Bigott. Humildad en las tablas, cordura inusitada, mil y una razones de sensatez. Gente que disfruta de su profesión, y hace feliz a mucha otra gente. Con una banda en la que faltaba Paco Loco, Bigott sorprendió con un directo en el que la voz de Borja se fundía en la música bailable de su ya famoso “Cannibal dinner”. (http://youtu.be/cWoDhXLmRAk)

O susurraba la más tierna historia al galope de “She is my mind”, “little retarded” o “My my love”.

Le acompañaron dos guitarras acústicas, eléctrica, bajo, teclado y batería. El sonido perfecto. Bigott presentó su “Orinal Soundtrack” casi en su totalidad y dejó para la posteridad los mejores temas de “This is the begining of a beautiful friendship” y “Fin”.

 

Faltaba el colofón de la fiesta, Dj Göo a los mandos de una sesión, que es imposible que te deje indiferente. Cuando crees que ya todo ha sido mezclado, debes ver a Fermin Lorente, mezclando Personal Jesús de Johnny Cash con Seasun de Delorean, y así un infinito de mezclas inimaginables. Para los curiosos, que quieran conocer algo más de un gran agitador de las noches pamplonesas, ver enlaces adjuntos. Disfruten.

http://soundcloud.com/fgoo

Fotos cedidas por Indistanea. (http://indistanea.com)

Entradas relacionadas: