Ferran Palau y Enric Montefusco

El sello Bankrobber, ponía su toque particular en Caprichos de Apolo con la actuación de Enric Montefusco de Standstill  Ferran Palau de Anímic.

El concierto empezaba con algo de retraso, pero al fin llegó el momento en el que los protagonistas salieron a escena en un Apolo decorado para la ocasión, mesas redondas con manteles rojos inundaban la sala, provocando una sensación de intimidad y armonía en el ambiente.

El primero en arrancarse fue Enric, haciendo una versión de Anímic, para después dar paso a 1,2,3 Sol, cantada por Ferran. Dos luces ténuas y cálidas enfocaban a los dos protagonistas, junto a la mesa que sostenía las dos copas de vino que degustaron durante el mano a mano que mantuvieron en este duelo de canciones.

Lo peculiar del concierto fue que uno interpretaba canciones del otro y viceversa, incluyendo también los temas propios de cada uno. Era realmente increible ver como mientras uno tocaba, el otro observaba enbobado, susurrando la canción, haciendo un esfuerzo casi sobrenatural para no cantarla.

Hubo algún tema nuevo de Standstill, como Adelante, Bonaparte, cantado tanto por Enric como por Ferran. El público pidió la  La familia inventada, pero tras tres intentos fallidos, Enric acabó desistiendo al no acordarse de la canción, con lo que no pudo hacer las delicias de los allí presentes. Fue el momento gracioso del concierto, y la gente se lo tomó con humor. Una versión de Leonard Cohen, cantada en catalán por Enric estremeció al público, siendo uno de los momentos más especiales de la noche.

Concierto realmente increible, en un ambiente íntimo, los dos gentlemans se metieron al público en el bolsillo desde el inicio, simplemente como única arma una acústica y el acompañamiento de sus voces.

Entradas relacionadas: