Gran ambiente el del Metrorock. Llegamos con El Tío Calambres sonando, pero parecía que el concierto iba a ser en el exterior, porque la multitud estaba tirada en la hierba haciendo uno de los deportes por excelencia, botellón. Nos unimos a ellos un rato, hasta que dejó de sonar la música y entramos. Buena organización, césped blandito para los pies y grandes barras (luego para pedir…). Bueno, nos situamos bastante cerca del escenario, y con un retraso, que a nosotros nos vino de perlas, salieron ElBicho.

Saludar y empezar. De vivir, con las luces extrañas del cielo, fue un magnífico principio. Todos iban con el traje de gala, sus ropas habituales, que puedes haber visto en fotos de su web o en otros conciertos. Miguel, como siempre, falda negra, camiseta Imperio, boina francesa y esa increíble voz la de este gachón. Antes de Mamá Dolores,

el Miguel ya se partió la camisa. Cuando hizo esto tan pronto, me di cuenta que el concierto duraría poco. Es la gran lacra de los festivales. Grandes actuaciones con muy poco tiempo, lo que viene siendo un Coitus interruptus. Que empecen antes, no sé, que se lo estudien un poco.

Otro temazo seguido, De los malos, con la gente ya bailando a medias, calimocho por aquí, por allá en medio de un ambiente muy festivalero. De hecho, mucha parte de la canción la cantó el público. No hubo problemas de sonido (grandes, si que pasó algo con algún micro), el grupo suena como un trueno, se conocen bien y se divierten. Luego hicieron De resaca, con el principio de De tu mirar, Ropa tendía, Condena y alternaron con un tema del primer volumen, Locura, con gritos de “¡La vamos a liar!” para acabar de despertar a la gente, pegada un trozo instrumental con mortal incluido.

De vez en cuando Miguel se regalaba un traguito de su botella de mano, así como el que no quiere, pero la última vez era JB y esta no llegué a identificarla. El último bloque fue Los rokipankis, un pequeño trozo de La Suite, que jode que solo sea un trozo y Letras, para mí uno de los mejores temas.

Bueno, si te gusta ElBicho (tojunto), ves a verlos en concierto, no te lo pienses. Y si no te gusta, ves también, que cambiarás de idea.

Web oficial: elbicho

Entradas relacionadas: