Un duro despertar amenizado por el ruido de máquinas aspiradoras y una eficiente cuadrilla de limpieza nos sirvió para darnos cuenta de la buena organización de este festival, ya que no sólo los recintos estaban limpios si no que dicho ruido infernal (según la gravedad de la resaca) era el aviso y la antesala de los conciertos que nos esperaban en el recinto “La Fabrica de Tornillos”, recinto adaptado para los diferentes actos culturales que se desarrollan en Miranda de Ebro a lo largo del año,organizadas por las asociaciones de jóvenes.

Los conciertos en este recinto para el sábado 17 empezaron a la 13:00h con Micah P.Hinson junto a Trompe Le Monde de Pixies y continuaron con Lost Acapulco a eso de las 14:15h.

Micah dejó entrever su música “tranquila” que bien acompañaba a los marianitos y cervezas que el calor sofocante invitaba a  tomar. La sala repleta hizo que mucha gente siguiera desde el exterior los conciertos.

Nos dirigimos hasta la plaza España donde una paellada popular iba a ser la antesala de una gran tarde, donde “indies” (foráneos venidos al festival) y “vaqueros” (gentilicio en este caso para los Mirandeses) iban a disfrutar de un gran ambiente debido a los 4 conciertos que desde el Red Bull Bus se iban a poder disfrutar.

ebrovision

A las 14:00h y mientras la gente intentaba hacerse con una ración de paella y ocupar las terrazas y bancos de la plaza, Fira Fem salieron al escenario para servir de buena digestión a los alimentos. Tomamos nota de este grupo para hacerles un seguimiento.

Eladio y los seres queridos salieron animosos a las 15:00h y fueron el despertar de la siesta de los presentes. Presentaron su nuevo disco y refrendaron todo lo bueno que se ha hablado de ellos.

Varry Brava y su pop electrónico hicieron que el público se levantara de sus asientos y convirtieron Plaza España en una pista de baile.

ebrovision2

La fiesta se trasladó al “Muntifuncional de Bayas”

Erland and the Carnival eran una de las sorpresas de este Festival. Poca gente conocía esta formación, pero si muchos conocíamos los trabajos individuales de sus integrantes, algunos antiguos The Good, The Bad & The Queen,y otros de The Cult o Paul McCartney o The Fireman. Cuidado directo y pop-folk británico con un buen director de orquesta, Erland.

Javiera Mena fue el ingrediente exótico de este festival. La chilena sucumbió a los presentes con su voz, aunque el sonido no estuviese del todo “fino”. Se despidió con un gran cover de “Yo no te pido la luna”.

A eso de las 01:10h llegaba el plato fuerte del menú del Ebrovisión’11, Vetusta Morla. Poco que decir de este grupo que ya no se haya dicho. Diluvio de sensaciones. Fue el concierto con más afluencia de gente, costó llegar a primeras filas, y nadie quería perder la posición para ver al grupo madrileño. Un directo inmaculado, transiciones impecables y un sonido inmejorable. Los de Tres Cantos deleitaron a un público siervo que coreó cada uno de los temas. Se siente que los temas del disco “Un día en el mundo” ya son clásicos del indie nacional.

Cómo ocurrió el día anterior con Mendetz, Delorean cerraban la jornada convirtiendo de nuevo el pabellón en una pista de baile, donde su gran disco “Subiza” sonó a la perfección.

Con esto y un bizcocho, despedimos la temporada veraniega de festivales hasta el año que viene.

 

Entradas relacionadas: