En el diván con Rubén Pozo

Breve apunte inicial de la terapeuta:  El paciente entra tranquilo, cuando ve la grabadora con la que vamos a registrar la sesión casi que la acaricia con admiración de músico. “Esta suena muy guay” dice, “son micros de condensador”. Se dispone a responder a mis preguntas con cara de tipo que no ha roto nunca un plato, a juego con su camiseta de Mickey Mouse y su sonrisa. Ya veremos si es verdad. Enciendo la grabadora.

Dígame, ¿cuándo es su cumpleaños?

El 21 de julio 1975.

¿Cuál es su nota favorita para comenzar las canciones?

Ahora mismo Fa.

Hablemos de la complejidad del “proceso creativo” “¿Cuánto le ha costado sacar del armario doce canciones como “Lo que más” (Sony 2012)?

Creía que me iba a costar, pero cuando empecé me di cuenta de que era un placer y me ha venido como rodado. Desde que estoy en solitario, el camino es lo que me importa, lo disfruto cantidad. En “Lo que más” está lo que he compuesto en los dos últimos años y me he quedado en las que me parecían más emocionantes. Quizá lo más destacable era cuando hablaba con Leiva para hacer un disco de “Pereza” y no nos poníamos de acuerdo, así que decidí coger estas canciones y me dije: “pues voy a hacer un disco yo solo”. Me parece que estoy en un nivel muy alto componiendo, también porque creo que el resto de la gente está un poco flojo.

Puede que sus canciones me ayuden a evaluar su estado actual… ¿ En cuál de ellas se ha dejado la piel y los huesos?

En todas, la verdad es que en todas. (Se ríe) Me gusta “Mañana será otro día” ,”Invierno”… a nivel de letras me gustan todas porque creo que es mi punto fuerte,cómo me expreso, cómo escribo, ese es mi sello. Mi estado actual es “fluyendo”.

Pero dígame una frase que le defina en alguna de sus canciones.

Me gusta: “tanto está en mi mano tanto en pie de guerra todo lo que empieza acaba con ella” Ahí me dije ¡buah tío, eres de los buenos! (risas). (Nota de la terapeuta: parece que el paciente no tiene ningún problema de autoestima).

¿Quién de los dos te descubrió la música,  papá o mamá?

Papá. Mi madre tenía una guitarra española en casa que no había tocado en su vida que no tenía cuerdas, yo se las puse y empecé a trastear con ellas, mi padre ponía pop y rock, Beatles, Rolling, Led Zeppelin, ni a la Pantoja ni nada de esto, ponía los que me molan ahora (risas).

¿Cómo es la relación con su padre? Qué le dijo cuando le escuchó por primera vez?

“Sonaba un poco mal el sitio ¿no?” (Carcajada)  Al principio me veía trastear con los amiguillos, con uno que se había comprado un bajo con uno que tenía una batería, que era la primera batería que yo veía en mi vida… pasaron varios años hasta que mi viejo me dijo: “qué bien has estado esta noche, qué bien has tocado, qué bien has cantado” sí, sí, hace poquito fue eso.

Hábleme del amor. ¿Cuál es la mejor canción de amor que ha compuesto?

(Nota de la terapeuta: El paciente se lo piensa bastante) “Chavalita”.

¿Y de desamor?

(Nota de la terapeuta: El paciente no se lo piensa ni un segundo) “Chavalita”.

Usted viene de formar parte de un grupo, “Pereza”, puede ser que haya gente que le diga que su nuevo trabajo: ” suena igual que Pereza” ¿qué les respondería?

Eso es mentira cochina.

Su miedo más recurrente.

A quedarme sin voz. Cuando te levantas pruebas el falsete, según te despiertas pruebas el falsete y ya empiezas a acojonarte, a nadie le puede salir al despertarse, es de gilipollas, pero me pasa. A veces sueño antes de un concierto que no suena, que hay mucha gente, mis dedos no funcionan en la guitarra, o en vez de un micro hay un cojín,  o estoy tocando con niños que no saben tocar… ¡Surrealismo puro!

Una palabra que defina cada canción de “Lo que más”

“Nombre de canción” es rock de barrio, “Pegatina” glam, “Rucu rucu” dolor, “Chavalita” me cago en la puta, “San Valentín” amor, “Las Horas muertas” Youporn, “Invierno” muerte, “Ozono “dudas, “Como cualquiera” Rock con mayúsculas, “Nada más” pop, “Mañana será otro día” Buenas noches, “Lo que más” venganza.

¿Cuál es su idea de la felicidad?

Hacer lo que quieres hacer sin estar presionado por agentes externos, personas, dinero, metas, cosas que no quieres hacer. La felicidad es seguir a tu voz interior en la medida de lo posible.

Termina la sesión. Le pido al paciente que pose en una fotografía para guardar en mis archivos. Se tumba plácidamente y comienza a enumerar cinco cosas por las que merece la pena vivir: “la quinta sinfonía de Beethoven, Rocky 1…” comienza. El jueves 17 de mayo en la Joy Eslava lo más probable es que salga con los puños en alto, porque está preparado para el combate, en directo.

Próximos conciertos

http://rubenpozo.com/web/conciertos/

Entradas relacionadas: