Entrevista a Al Berkowitz 2

Al y sus esbirros nos han dedicado unas respuestas a unas preguntas. Bastante interesantes,  a nuestro parecer. No olvidéis que presentarán el disco en el Wurlitzer de Madrid mañana sábado a las 10 de la noche, junto con Tilde. ¡No os lo perdáis!

Juanfran: ¿Porqué el nombre de Al Berkowitz? ¿Qué significa para vosotros?

Al: Nosotros no escogimos llamarnos Al Berkowitz; fue el destino el que nos unió al universo de Aldous Burrhus “Al” Berkowitz y es peligroso y poco recomendable pretender corregir los designios del destino. Al Berkowitz es nuestro gurú y nuestro mentor; el marca el camino a seguir y nos infunde de ánimo o desesperación, según venga al caso.

Jf: Canción para un domingo por la mañana.

Al: “Retired writer in the sun” de Donovan

Jf: ¿Sois festivaleros?

Al: No demasiado… nunca podemos ir al Primavera Sound porque nos pilla en mala época y este año tocando Grizzly Bear es más que apetecible. Hemos repetido varias veces en el Low Cost, SOS, Monkey Week y un año llegamos hasta el Sziget de Budapest y mereció mucho la pena.

Jf: ¿Qué proyectos paralelos tenéis entre manos?

Al: Por mi parte (Ignacio), dejé aparcada la electrónica experimental para dedicarme a servir a Al Berkowitz, pero este año quiero retomar mi alter ego Simon Aschenbach con dos Lps: “Soundscapes for A long herafter” y “Soundscapes for Nothing beyond”, a partir de ambientes usados y desechados para este disco. Otros proyectos que tengo en mente pero no encuentro tiempo de consumar es un disco de estándares vocales y cosas por el estilo.

Lorenzo, por su lado, está muy metido en el mundo del jazz y toca en varias agrupaciones de esos estilos y estará en la próxima edición del Festival de Jazz de San Sebastian.

Entrevista a Al Berkowitz 1

Jf: ¿Qué consejo le daríais a Callejón?

Al: Que siga haciendo lo que hace, que hable poco y nunca dude que es el hombre con más suerte sobre la Tierra.

Jf: ¿Qué nos podéis decir de los conciertos? ¿Cómo serán?

Al: Pues que son otra cosa diferente a lo que aparece en el disco. No intentamos llevar al estudio lo que hacemos en directo y viceversa, pero aquellos a los que les guste este disco disfrutarán sin ninguna duda de nuestras actuaciones, ya sean en acústico o amplificadas.

Jf: ¿Soléis beber cerveza en la calle?

Al: Sí. En las noches doradas de la Fink Brau callejera compusimos un himno dedicado a la simpar marca cervecera de porcino sabor (cántese con la música del anuncio noventero de “Light Bright”):

¡Fink Brau, Fink Brau
Is the best beer in the world!
¡Fink Brau, Fink Brau
Is the best beer in the world!
¡Qué facil es, coger tu Fink Brau, empezar a beber y echar a volar!

Jf: ¿Por qué elegisteis el inglés para cantar?

Al: Porque nos suena mejor y porque mi voz en español me suena a medio camino entre Ismael Serrano y Bunbury.

Jf: Contadnos algo del videoclip de The Frenchman and The Rabbitman

Al: Pues fue nuestra primera colaboración con la Productora Dromme (somosdromme.com) y su primer proyecto. Es una superproducción indie en toda regla y una demostración empírica de que la calidad depende más del trabajo, el talento y la ilusión que del presupuesto y los medios. Sacamos el video seis meses antes de terminar el disco y la canción es una versión acortada de la que aparece en el disco, que dura más de ocho minutos.

En breve nos pondremos a trabajar en nuestro segundo videoclip y Dios Mediante volveremos a contar con la misma productora.

Jf: ¿Grupo actual que os guste?

Al: Veckatimest, de Grizzly Bear es, según nuestro parecer, la mejor hora de música de los últimos diez años.

Jf: El disco, en general, es tranquilo, calmado, a veces intrigante. Me ha parecido perfecto para levantarse de una siesta o un día de lluvia. ¿Cómo lo definiríais vosotros?

Al:

Entrevista a Al Berkowitz 3

Jf: Disco al que estéis enganchados, pero de los antiguos (mínimo, diez años).

Al: Sigo enganchado a “Laughing Stock”, de Talk Talk, y cada vez que lo escucho le encuentro algo nuevo.

Jf: ¿Qué instrumentos habéis utilizado en la grabación del disco?

Al: Bastantes, pero menos de lo que parece. La gran mayoría de las texturas y atmósferas que aparecen en el disco están construidas a base de guitarras y voces. En nuestro bandcamp (alberkowitzband.bandcamp.com) están detallados los instrumentos que aparecen en cada canción. Enumero los que se me vienen a la cabeza: Voces, guitarras de todos los tipos, bajo, contrabajo, batería, toda clase de percusión, cello, violín, armonio, piano, teclados…

Jf: Al final de The Frenchman and The Rabbitman hay un ramalazo flamenco. ¿Ese es el próximo camino de Al?

Al: Quién sabe… con esa canción queríamos hacer algo que sonase primitivo, a orquesta de pueblo de principios de siglo XX y de ahí el toque popular español. En nuestra cabeza sonaba mucho más bestia y grotesco.

El próximo camino de Al ya está marcado… entre “You and I”, “Farewell, my lady!” y “There’s no better way” está el futuro. Electrónica u orquesta sinfónica, una de dos.

Entradas relacionadas: