JF: ¿Fue gradual lo de tocar solo a tocar con Los 400 golpes?
C: Pues fue así también. Empecé a tocar en bares y salió la oportunidad de tocar en un sitio que se llama Cabaret y ahí fue cuando busqué una banda. Entonces cogí a Marc y a Sito que eran amigos de toda la vida y querían tocar y a César. Entonces hicimos un primer concierto que fue super divertido y fue cuando empecé a mezclar las dos cosas, los eléctricos y los acústicos.
JF: Supongo que las canciones cuando tocabas con banda cambiaban.
C: ¿Cómo que cambiaban?
JF: Pues que tenían más cuerpo, tocabas con más instrumentos…
C: Sí, claro. Por ejemplo, la gira que toqué con Sidonie en acústico, pues es un poco para darte a conocer y tú mismo te reinventas, pero a mí lo que me gusta es tocar con banda y con vientos.
L: Es otro rollo.
C: Que a veces mucha gente dice: “A mi me gusta mucho lo del acústico” pero tampoco me veo haciéndolo siempre, mi proyecto es más eléctrico.
L: Porque lo que gusta es que la gente baile en los conciertos ¿no?
C: Claro.
L: En Macarrones y Cubatas moló mucho con la sección de vientos.
C: ¿Te gustó?
L: Sí, sí. es que los vientos le dan otro toque a las canciones.
C: Sí, yo siempre que puedo los traigo. De hecho cuando hago acústicos, viene el trompeta y lo que hacemos con las canciones más rockeras es darle un toque más de swing y mola bastante la verdad.
JF: ¿Hay algún apodo de Joan y Marc que se pueda saber?
C: Pues sí. Yo a Joan lo llamo Juanito de toda la vida y a Marc le llamaba Huesos hace tiempo.
L: ¿Qué es la cosa más extraña que te han dicho de tu voz?
JF: Buena o mala.
C: Bueno, me han hechado de un trabajo por la voz. Yo empecé de telemarketing hace años y el tercer día me dijeron que mi voz no servía.
JF: !No me jodas!
C: Sí, a ver yo lo entiendo. Yo sé que tengo una voz especial y llevo viviendo con ella 32 años.
JF: Es que mola mucho, yo la primera vez que la escuché me impactó bastante. Te he visto cantar y es una voz diferente.
L: Tienes una voz peculiar.
C: Yo sé que en mi vida normal tengo una voz rara hablando, pero luego cantando tengo mi personalidad y puedo llegar arriba, abajo y cambiar de registro. En ese aspecto no me acompleja.
L: Hemos encontrado en internet un texto que dice así: “Estoy buscando algún contrato importante… para que todas mis canciones suenen en la tele.
Es un sueño que tengo desde niño…
Si tienes o trabajas en un sello discográfico y tienes mucha mucha pasta… no lo dudes.
Tienes que venir.
Te va a gustar mucho… y beberás gratis!”

C: Esto es un texto que hice para un concierto en el Sidecar, cuando aún no había sacado el disco, que hablaba de las cosas que me gustan.
JF: ¿Te funcionó?
C: La verdad que sí, es un texto para que viniera gente y vino gente.
JF: ¿Has tenido manager o cómo es tu relación con ellos?
C: Bien, lo llevo bien. Si buscan los conciertos y salen bien las cosas está bien.
JF: ¿Ahora tienes?
C: Bueno, ahora me lleva Subterfuge. Pero de hecho las horas que le hecho yo o busco por mi cuenta son totalmente aparte. Intento moverme.
L: Tenemos una amiga que lleva un grupo de metal.
C: ¿Cómo se llaman?
L: Unpraise.
C: ¿Los lleva bien?
L: Lleva unos meses y ha conseguido cosas. Ha conseguido un concierto en Salamandra.
C: No, es fácil. Es llamar y preguntar precios, no tiene nada más.
L: Ella ha conseguido, a parte del Salamandra, en el Clap y en las fiestas de Gràcia y es un grupo de metal, que tiene un público más reducido, no se la chica se mueve, consigue cosas. Alguna vez los dos hemos hablado de organizar un concierto, del rollo como hiciste en Macarrones y Cubatas, pero tampoco sabemos por donde tirar.
JF: Nos parece una idea fresca.
C: Pues hacerlo. Normalmente si la historia está bien y conoces más o menos gente, no tiene porque haber ningún problema, a nivel de… ganar dinero es más complicado. Pero por montarlo y cubrir gastos no es tan complicado.
L: Si lo de ganar dinero ahora mismo es lo de menos, sería más por satisfacción personal.
C: Hacerlo se puede. Pero por empezar y probar como va y poco a poco… ver si te gusta. No tiene ningún tipo de complicación.
L: Probaremos a ver que sale.
JF: Dime un libro y una película.
C: Libro, Tokio blues. ¿Os suena? Un libro de Norwegian Wood. Y El último magnate de Fitzgerald.
JF: ¿Qué tal?
C: Muy bueno. Luego peli, vi el otro día Man on wire. Es un documental sobre un funambulista francés que atravesó las Torres gemelas. Os lo recomiendo es bestial. Creo que atravesó Notredam, también varios sitios del mundo. Entonces se enteró de que iban a construir las torres y esperó a que las construyeran. El documental está montado en plan thriller, contando como lo planifican todo, como si fuera un atraco a un banco. Poner un cable entre dos torres y saltar la seguridad es algo complicado. De hecho, el tío estaba atravesando y la policía ya estaba esperándolo en la otra torre. Yo he estudiado cine.
JF: ¿Dónde?
C: En el CEC. Desde pequeño me encantó.
JF: ¿Por ahí no has tirado nunca?
C: He hecho cosas, he hecho algunos guiones, lo que pasa es que todo el proceso creativo del cine me parece muy lento. Me di cuenta que la música es algo más inmediato y si se trata de contar algo y transmitir emociones, es mucho más dinámico y no es tan pesado. Si probé de hacer cosas pero no me acabó de gustar. Me encanta el cine, pero hacerlo es otra historia.
JF: Yo tengo un amigo que estudió cine también.
L: ¿Cuál es la forma más rara en la que has empezado una amistad?
C: Pues mira, fui a Amsterdam este vernao. Estaba bastante colgado, fui solo y fui a hacer una guía turística que anunciaban en el albergue donde estaba para españoles. El guía era español, un tío de Canarias, que cuando acabó la visita nos invitó a fumar la mejor marihuana de Amsterdam. Mucha gente se fue, pero yo me fui con él y estuvimos hablando, fumando. Nos hicimos colegas y durante todo mi periplo por Amsterdam nos llamamos, fuimos a tocar la guitarra al parque, porque el tío era músico y así fue la cosa.
JF: El otro día en el concierto de Los Reservas había muchas chicas. ¿En los tuyos pasa igual?
C: Yo creo que si vienen chicas a mis conciertos, pero creo que gusto más a los hombres. Lo bueno es que creo que tanto Los Reservas como yo estamos compartiendo mucho público y eso está guay. Creo que es una forma de que las dos bandas vayan creciendo juntas.
JF: ¿Cúal es el último disco que te has bajado? ¿Te bajas discos?
C: Antes me bajaba, pero hace un año que no tengo internet en casa. No me bajo, me los compro. Ahora estoy bastante adicto a comprarlos por el itunes. Estámuy bien, además soy bastante esclvo del ipod. El otro día puse una lavadora y el ipod estaba en el bolsillo del tejano, así que me lo cargué y el mismo día fui a comprarme otro, era como una necesidad total. Tengo una colección de vinilos bestial, un montón de cd’s en mi casa, pero no soy mucho de bajarme, no me gusta tener cd’s grabados. Dentro de este cambio musical, donde el soporte ha cambiado el ipod me gusta más que bajarmela, porque de alguna manera en el ipod ves la portada, es más romántico. Aunque todavía sigo comprando vinilos y cd’s. De hecho uno de mis grandes pecados fue hacerme socio del Fnac, porque cada mes me gasto pasta en discos, es como un ritual.
JF: Yo cd’s ya no compro, pero vinilos sí.

Entradas relacionadas: