la 1

Estuvimos charlando con el genial Lluís Albert, alias L.A., gran persona y, después de verlo en la FNAC el pasado miércoles, gran músico. Quedamos esperando al día 28 de enero. ¡Mucha suerte majo!

Juanfran: ¿Pilar Rubio o Patricia Conde?
Lluís Albert: Pilar Rubio. Totalmente. De hecho, esta conversación misma la tuve ayer, con un compañero del grupo. Porque yo soy muy de Patricia Conde, pero es que veo más a Pilar Rubio. Me encantan sus medias.
JF: ¿Este disco que significa para ti?
L.A.: Este disco es, sin duda alguna, una llave. Es la llave que ha abierto la puerta que pensaba que ya se había cerrado, sellado y acordonado con minas. Me han dado la llave, he abierto y estoy entrando a ver que pasa. Es para mi el disco de mi carrera.
JF: Lo habéis producido tú y Toni Noguera. ¿Qué peso tiene él en el disco?
L.A.: Pues mucho más del que la gente se puede imaginar, de repente se ha convertido en el 50% de mí. Nos hemos cogido de la mano y lo hemos hecho todo juntos: grabar el disco a medias, partiendo de unas ideas mías, pero todo ha sido retocado, medido entre los dos. Decisiones siempre juntos, en su estudio, es el 50% del disco.
JF: Este disco es auto producido…
L.A.: Sí, bueno, lo ha producido más bien él.
JF: ¿Ya habías hecho varios discos así?
L.A.: Sí, los tres discos anteriores los había hecho yo todos, sin un elemento nuevo que es Toni. Eran discos que yo he grabado en casa, en el pasillo, en la cocina, en el baño… Siempre con mis ideas, primeras tomas, mucho más inmediato.
JF: Imagino que este os ha llevado mucho más tiempo…
L.A.: Pues imagínate, he pasado de grabar un disco en un mes a grabar un disco en casi tres años. Una barbaridad.
JF: ¿Qué ha cambiado al fichar por Universal?
L.A.: Pues desde mi día a día, desde levantarme por la mañana hasta irme a dormir por la noche. Todo, mi forma de concebir lo que estaba haciendo, todo. Antes de universal trabaja en H&M. He pasado de estar en el probador de H&M dando prendas para que se pruebe la peña a estar aquí, haciendo entrevistas. Y me voy la semana que viene a tocar fuera… Antes me levantaba a las siete de la mañana y estaba currando hasta las ocho de la tarde, un coñazo. Ahora me levanto a las diez, desayuno, veo los dibujos animados, cojo la guitarra, toco un rato, leo un libro, veo una peli… Y encima me pagan por esto.
JF: ¿Estupendo no?
L.A.: Absolutamente. Espero que dure muchos años (toca madera).

la 2

JF: He visto alguna comparación con Vetusta Morla en cuanto a fenómeno…
L.A.: Gracias a la gente que lo haya escrito, porque Vetusta son realmente un ejemplo de lo que a todos aspiramos, que es grabar tus cosas, autoeditarlo, colocarlo en las tiendas y tocar. Y ellos lo han conseguido ahí, no han tenido que fichar por una multinacional para que ocurra. Yo ahora me veo metido en una historia, yo he hecho todo eso, no me ha ido bien y ahora me debo a otra gente para que esto funcione. Pero sí que son un referente, no soy un gran fan de Vetusta, pero lo que han conseguido es cojonudo, se lo merecen.
JF: He leído lo de los car tests. ¿Esto siempre lo has hecho?
L.A.: Esto yo no lo hacía antes, porque me salían muy caros los cd’s. Esta vez en el estudio lo que hicimos fue comprar unas bobinas de 50 cd’s y cada canción que grabábamos, nos hacíamos dos cd’s, uno para Toni y otro para mí, nos lo poníamos en el coche. Al día siguiente volvíamos con la canción como más estudiada. Aquí he notado que falta esto, esto lo quitaría… En mi casa tengo car tests por un tubo.
JF: Realmente funciona…
L.A.: Totalmente. Más cuando ya buscas el sonido perfecto, que ese bombo suene como quieres. Pones el disco de Pearl Jam, pones el tuyo, pones el otro… Hemos conseguido que pongas mi disco, pongas otro de los que nos gustan y suenan en la misma onda.
JF: Suena muy trabajado, muy redondo.
L.A.: Ha sido un trabajo de orfebrería, un trabajo de chinos. Yo voy con una idea, pero hacemos once versiones de una canción, todo para conseguir la canción perfecta, que no se si se puede, pero te puedes acercar. Y después pasar por las manos de un tío como Nick (Didia) y mezclado en NY, en Sterling. Allí mezcla todo dios, Shakira, U2, discos que venden millones. Un “dream come true”.
JF: ¿Algún remedio para la resaca?
L.A.: Yo no bebo mucho, tío. No he fumado en mi vida, jamás. Y beber he bebido veces contadas. Te puedo decir lo que he visto hacer a mis amigos toda la vida: beber mucha agua, cenar algo antes de acostarte…
JF: Cuéntame sobre la formación que llevas…
L.A.: Todos son colegas de Mallorca. Llevo a Carlos Pilán, que fue con el que yo empecé a tocar en el 93-94, nuestro primer grupo, The Green Cherries, con 13 años. Carlos estuvo luego siete años con Sexy Sadie. Ángel Cubero, que es bajista de The Nash, proyecto en el que también estoy, pero lo tenemos en Stand By. Pep Mulet, es como mi hermano pequeño, lo admiro mucho. Toca en una banda que se llama Dead Men alive, de rock, que están grabando disco para Subterfuge. Y después a la batería está Toni Alorda, que es el batería de Delikatessen, que es una banda de hardcore asesino de Palma y de repente lo planto ahí a hacer tum-pa, tum-pa… Todos son colegas, no son supermegamúsicos, pero son perfectos para mí.
JF: El salto de la batería a primera línea, ¿es duro?
L.A.: Pues sí, es duro. Yo soy un tío muy tímido, era más tímido aún, me he tenido que ir rebajando. A mí me va muy bien sentarme en la batería y meter ruido, platos, rellenar, me creaba una especie de coraza, cambia muchísimo plantarse delante con una acústica. Y más como me ocurrió a mí, que justo al empezar me contratan en un bar de Palma, que se llama Bluesville a tocar cada semana dos horas. De doce a una, parón, una y pico a dos y pico. Cada semana, con guiris, borrachos… Eso me curtió muchísimo. He estado a punto de llorar encima del escenario, todo el mundo gritando, vasos cayéndose… Parecía la Posada del pony pisador de El señor de los anillos. Pero todo esto me ha ido bien, porque me ha ido preparando para todo esto que viene ahora…
JF: Que es que tenéis un montón de conciertos ahora…
L.A.: Sí, ahora tenemos como quince bolos. Hacemos ráfagas, jueves, viernes y sábado. Porque todos somos de Mallorca y algunos trabajan, estamos malviviendo así de esto.

la 3

JF: Recomiéndame un libro y una película.
L.A.: No soy un gran lector, siempre me quedo muy parado, tengo que tirar de libros con referencia musical. Me quedo con Bendita Locura, la biografía de Brian Wilson. Es un libro que desgrana la mente de este tío. La película, pues… te diría mogollón, me chifla el cine, pero no soy un cinéfilo. Flipo yendo al cine, comprarte las palomitas… Me encantan las pelis de acción, de ciencia ficción, soy un fan de Star Wars a muerte, pero también me flipa Wes Anderson, Michelle Gondry, un cine que seguramente esté mal visto por ser muy comercial…
JF: Por ejemplo el señor de los anillos, como has dicho antes.
L.A.: Sí, yo flipé con el señor de los anillos. Ya me gustaba el libro… Voy a decir Magnolia, de Paul Thomas Anderson, de las últimas que me hizo vibrar, que me rompió los esquemas. O Viaje a Darjeeling de Wes Anderson.
JF: Esa no la he visto.
L.A.: Sí, sale Adrien Brody, Jason Schwartzman, de un viaje a la india… Te la recomiendo totalmente, no te arrepentirás. Y Life acuatic.
JF: Has dicho que cada vez te gusta más Madrid. ¿Tenías algún problemilla?
L.A.: No, yo he vivido en Barcelona, tengo familia allí. Soy más de Barcelona. Desde los 13 años que mi padre me lleva a ver a Page & Plant, a Paul Mccartney… Empiezo a ir mucho a Barcelona, veo a Madrid como otra historia. Pero con el tiempo voy viniendo, voy pasando más tiempo aquí. Aquí esta mi trabajo, yo separo mucho esas dos vidas, en Madrid trabajo y en Mallorca vivo. No podría vivir aquí, por la gente, el tráfico, el ruido, el ritmo de la ciudad. Los mallorquines somos muy diferentes, todo poco a poco, parece que vamos todo el día emporrados.
JF: ¿Cuál es tu receta para componer?
L.A.: Yo siempre hago lo mismo. Cojo la acústica, toco cuatro acordes… De pequeñito, en mi casa, me caí, tropezándome con una manguera y me partí la muñeca izquierda. Me la soldaron mal y no puedo hacer cejilla. Esto no lo he contado nunca en una entrevista. Que pasa, que estoy muy limitado de acordes, jugando con la cejilla de hierro. Siempre me muevo en un campo muy parecido, eso ha agudizado mi forma de “melodificar” las canciones, por poner un palabro. Hace que las melodías sean muy elaboradas con tres acordes, muy básicos. La carencia que tengo de acordes hace que elabore mucho más las melodías, que no el punteo o la técnica de la guitarra. Cojo los cuatro acordes, le meto una línea de melodía y trabajo con esto. La letra es lo último siempre.
JF: ¿Compones alguna vez en castellano?
L.A.: No. Bueno, tengo dos canciones en castellano. Pero no lo entiendo aún. Escucho música en ingles antes de nacer, me he creído la música viniendo de los que vienen. No he escuchado música en castellano, solo la que me han puesto por la radio. No es que tenga nada en contra, sino que yo he mamado más la música anglosajona. No descarto hacer algo en castellano, cuando me sienta cómodo.
JF: ¿Que tal el rodaje del videoclip en Londres?
L.A.: Muy curioso. Nunca había hecho un videoclip al uso. Hice uno con mi primo, pero no un videoclip con un set de rodaje de quince personas, cámaras Panavision, raíles… Cuando llegamos a la callecita, yo pensaba que estaban rodando una peli: dos camiones enormes, hierros, fly cases, catering, gente con walkies. De repente me presentan al director y me dice, no, no, todo esto es por el videclip y me empecé a acojonar.

JF: Yo lo vi con un amigo y nos quedamos muy empanados mirándolo.
L.A.: La gracia del director es que ha hecho muy publicidad, es muy visual. Trabaja mucho que te quedes mirando. El videoclip es muy así. Te puede gustar o no gustar, pero lo estás viendo.
JF: Dime dos grupos que ahora mismo escuches mucho.
L.A.: Estoy muy enganchado a una banda que se llama Mastodon. Hacen un rock muy cañero, los grabó Nick. El disco se llama Crack the Skye. Me compré el otro día el de Julian Casablancas. Y vas a flipar, me encanta Paramore. Es una banda de teenagers que canta una niña de 18 años, que tienen una canción en la banda sonora de Crepúsculo. Me flipa este disco. Esto lo lee la peña del Rockdelux y dirían, “que asco, esto es mainstream“. Pues no, Paramore molan un huevo.
JF: Es la eterna lucha. La mayoría de los grupos pensáis parecido, ¿si te gusta la música que más da?
L.A.: Claro, a mí me gusta la música porque la siento y la vivo, no porque mole. Yo no molo, yo soy un tío feo, gordo… Si escucho Paramore, me gusta decir que escucho Paramore igual que Maroon 5 o John Mayer. La gente dice “pero si es super hortera”. Pues no, es un pedazo de musicazo.
JF: Al final, te gusta o no te gusta.
L.A.: Claro que sí. Y el último de Norah Jones, que me flipa también.
JF: ¿Estás pensando en el próximo disco?
L.A.: Sí, sí. Totalmente. Estoy totalmente engorilado con el próximo disco. Es lo que me mantiene babeando. Tengo como treinta y seis canciones listas para el próximo disco, la semana que viene me pongo ya con las demos. Si el anterior me costó dos años y medio, me tengo que poner ya. La historia es que tengo lunes, martes y miércoles en casa para trabajar canciones, prefiero ponerme con tiempo y que sea mejor que este.
JF: ¿Mejor?
L.A.: No mejor, sino diferente. No me quiero estancar, hay demasiados puntos de la galaxia como para quedarme parado.
JF: El último tema del disco, la introducción…
L.A.: Es una rayada, es muy típico lo del último tema que pasan 18 minutos de silencio y de repente aparece la canción. Me apetecía hacer un hilo conductor y pensé en eso, lo que ha sido este disco: somos Toni y yo tirados por el suelo tocando todos los botones de la sala. Y eso es. Incluso cogimos una emisora árabe con una radio que tiene Toni en el estudio…

Myspace L.A.

Próximos conciertos

  • 10 dic 2009 20:00 Sala Capitol Santiago
  • 11 dic 2009 20:00 Playa Club Coruña
  • 12 dic 2009 20:00 Sala Mondo Club Vigo
  • 14 ene 2010 20:00 Sala Stereo Alicante
  • 15 ene 2010 20:00 Sala (2) Barcelona

HAZTE FAN DE LAS GAFAS DE MIKE EN FACEBOOK Y ENTÉRATE DE LAS ÚLTIMAS NOVEDADES

Entradas relacionadas: