JF: ¿Un buen remedio para la resaca?
J y M: ¡Un buen pajote!
M: El espidifen.
J: Tirarse todo el día en el sofá hasta que se va.
L: ¿Cómo fueron vuestros inicios musicales?
J: Ya no me acuerdo…
M: Yo era mujer, me operé…
JF: ¿No te iba bien?
M: No, era negra y cantaba en un conjunto de gospel. Pesaba 120 kilos y bueno, las drogas me quitaron el negro de piel, me adelgacé y me convertí en un tío.
JF: Lo que hacen las drogas…
M: Bueno, yo he pasado por todos lados: Heavy, punk, rocker, mod, donde estuve mucho tiempo, luego indie, porque no había otra.
J: Aunque parezca mentira, por lo que he dicho, me he pasado mucho tiempo haciendo indie. También estuve haciendo algo de brit pop, algo de tecno pop, con caja de libros. He tocado un poco todo. Luego con Carlos. Fue el inicio de mi cambio de chip. Me gustan muchos rollos, pero nunca había tocado esta música, que la escucho, me mola mucho. Ahí abrí el diafragma. Estoy más contento musicalmente ahora que nunca, eso seguro.
L: ¿Cómo recordáis la primera vez que os subisteis a un escenario?
M: Pues yo en un grupo de psicodelia. Con mi primer grupo, Divine orange, tocaba el bajo y cantaba.
J: Yo en un colegio. El típico final de curso, que tocaba un grupo en el cole y me subí a cantar una canción. Fue lamentable. Además lo grabaron y lo he seguido viendo. La primera vez que cantaba con un micro amplificado. Aparentemente parece sencillo, pero no sabes como tienes que gritar, que cantar… Fue un festival de gallos y gritos. Pensé que nunca más me subiría a un escenario.
JF: ¿Conocéis a Mürfila?
M: No a saco. La conocí el día de Pereza, vino al camerino y estuve tres minutos hablando con ella.
JF: El teléfono no lo tenéis entonces…
M: No, no…
JF: ¿Último concierto que habéis disfrutado?
J: ¡Hostia, el de Los Reservas!
M: Pues sí, la verdad es que está mal visto, que hables bien de ti mismo. Pero el último en que me he sentido bien. Creo que este mes no he visto ninguno.
J: Yo creo que me estoy dejando uno y no me acuerdo…
M: Disfruté con Coque el otro día. Dos guitarras acústicas, nada del otro mundo, pero perfecto.
JF:¿Algún garito favorito de Barna?
J: ¿De qué tipo?
JF: Pues el típico que se te pasa por la cabeza cuando dices ¿Dónde vamos?
M: El polaroid. Es un bar nuevo que se ha abierto el batería de Los Reservas. Y es cojonudo. Fui a verlo y me quedé loco. Además se llama Polaroid (De locura ordinaria), que es una canción de Fito Páez. Tiene mucho que ver con el rock sudamericano.
J: Para mí es el de abajo de dónde vivo, “El Roble”. Es brutal.
JF: ¿Es de abuelos?
J: No, es el típico de camareros bien vestidos, super serviciales, tapas, un montón de gente, ya sabes…
L: Decidme una peli, un libro y un disco.
M: Yo no sé leer.
J: Yo voy a decir la de siempre: Los Goonies. Mira que podría decir pelis mejores, pero me hace gracia.
M: Es que hay tantas… De las últimas que haya visto que me haya quedado clavado en el sofá “Antes que el diablo sepa que has muerto”. Y de libros “El alquimista“.
J: Tampoco leo mucho, pero te voy a decir “El principito“. Y disco, pues me cuesta mucho, la verdad.
M: Piensa en presente.
JF: Yo ahora estoy enganchado al nuevo de Love of Lesbian
M: Reivindico a Los Del tonos, un disco que se llama GT, del 2007. Para mí el mejor disco de rock que se ha hecho en este país.
J: Yo estoy escuchando a los Jayhawks y a Jacob Dylan, que ha sacado un disco acústico muy chulo, con unos arreglos muy guapos.
L: ¿Qué es lo más raro que os ha pasado en un lavabo?

M: Hostia. Es que es un sitio que te pasan cosas raras pero no eres consciente.
J: Joder. Cagar, creo que es lo más raro.
L: Yo una vez tuve un affair con un tío y un peine, fue una situación muy curiosa.
J: No superamos.
M: Me molaría contestar, pero es que no se… Voy por faena, no me entero.
JF: ¿Hacemos lo de la isla?
L: ¡Pero no tenemos las fotos!
JF: Que putada. Bueno da igual. Imaginaos que naufragáis en una isla desierta, bueno, no del todo. Existe, a un lado, la mujer más fea que haya visto un ser humano, y al otro, David Beckham. La pregunta es, ¿con que espécimen acabaríais follando? (Gracias Santi)
J: Hostia, yo soy mucho de las pajas. A lo mejor me quedaría por Beckham pero por el tema de “Oye, me la voy a pelar debajo de la palmera”, “Vale, yo también”. A veces es mejor una buena paja que un mal polvo.
JF: ¿Alguna sala favorita para tocar en Barna?
M: Sidecar, es muy familiar. En plan más grande, Bikini. Aunque el Apolo es muy bonito. ¿Y os acordáis de La paloma? Que bonito tío. Presentar un disco allí es un sueño.
J: Y el Zoo Club, que lo han tirado también. Da pena, un sitio tan guapa para hacer conciertos y lo tiran…
M: Es triste, pero no hay muchas más. En Madrid, por ejemplo hay muchas más salas de ese aforo.

Entradas relacionadas: