The Good Company

Tuvimos la oportunidad de charlar con Sergio y Víctor de The Good Company en Barcelona, mientras nos tomábamos unas cañas.

Luis: ¿Cómo os conocísteis?

Víctor: Yo quería que cantara una chica en el grupo. Llamé a una chica, yo no la conocía de nada y supongo que por sentirse más segura ella vino con alguien que la acompañara y ese alguien era Sergio. Al final la chica no me gustaba como cantaba y sin embargo cotilleé un poco de lo que él estaba haciendo y si que me gustó.

Antonio: ¿Por qué buscabas a una chica?

V: Bueno, no lo tenía muy claro. Era un momento en que los temas no estaban muy terminados y estabas probando cosas. Al final una vez que Sergio se metió en el proyecto, ya no seguí por el camino de buscar una voz de chica.

A: ¿De cuando estamos hablando de esto?

V: Des esto hace tres años

A: ¿Y antes de conoceros ya se llamaba The Good Company?

V: Antes no había nada. Yo tenía algunos temas terminados y de lo que estaba pendiente era de darle forma.

L: ¿El nombre de donde viene?

V: The Good Company, salió muy rápido y salió cuando estaba creando el myspace, empecé a rellenar todo lo que me pedían y cuando me pidió el nombre, no me podía saltar ese paso y tuve que poner uno, que fue The Good Company.

Sergio: Es verdad, a mi me pasó lo mismo con el de El gel de Onán.

V: A parte de porque queríamos hacer música, porque queríamos que tuviera un componente humano. La buena compañia tenía ese punto, la música no sólo como música o como un negocio, si no como una forma de vivir.

L: El 12 de octubre salió el disco, 28. Contadme algo sobre él.

S: El disco lo grabamos hace ya un tiempo, lo grabamos pero no lo movimos por ningún lado, estuvimos liados haciendo conciertos y no pensamos en llevarlo a ninguna discográfica. Al final a base de tocar en un festival en Canarias, los chicos de McKenzie nos escucharon y nos dijeron de sacar el disco. Pero en realidad ya estábamos pensando en el segundo, porque no paramos de componer.

A: ¿Por qué 28 para el título?

S: 28, porque queríamos un nombre corto y porque cuando empezamos a grabarlo Víctor tenía 28.

V: También porque el disco va de un personaje un poco abstracto y quería que fuera muy personal, pero no quería que tuviese un nombre propio. 28 era una forma de marcar la edad que tiene alguién.

L: El disco lo ha producido Ricky Falkner, ¿qué tal con él?

S: Cuando llegamos a Ricky, el disco ya lo teníamos grabado, pero quisimos ir  a un estudio decente a mezclar, a meter algún arreglo y pensamos en Ricky porque nos encanta como trabaja.

A: ¿Sentíais algún tipo de presión por trabajar con Ricky?

S: Presión no, ilusión.

V: Normalmente hace ilusión trabajar con gente que admiras, pero una vez te metes en el estudio sólo piensas en trabajar y en tirar todo para delante.

L: Para la gente que no os ha visto en concierto todavía, ¿qué podéis decir de vuestros directos?

S: Suele depender de donde toquemos. Hoy vamos a tocar en acústico porque tocamos en un sitio pequeño. Acústico significa que vamos con dos guitarras, una acústica y una eléctrica, luego llevamos un pad de batería electrónica, un Mac y llevamos mil bichos más, vamos que tampoco es acústico acústico.

L: ¿Vais los dos sólos?

S: Vamos los dos sólos. Hoy hacemos eso porque tocamos en un sitio pequeño, pero si vamos a un sitio más grande, llevamos a toda la banda. Tocamos el disco, como temas nuevos y dándole un toque más cañero, más directo.

V: Sacrificamos un poco de finura, pero en potencia ganamos bastante.

S: Y luego si el escenario es más grande todavía, hay presupuesto y hay un poco de infraestructura, pues alguna vez hemos pillado a alguna actriz, más músicos, como si fuera una obra de teatro. En un festival que tocamos en Las Palmas llevamos a un coro de niños. Pero depende de si lo podemos hacer o no.

L: ¿Tenéis más conciertos programados a parte del de esta noche?

S: Tenemos un acústico en Madrid, tocaremos en el FNAC.

V: Y más a delante hay previsión de una gira por Europa, que nos falta confirmar.

S: Un par de bolos. Pero bueno que no está cerrado.

L: Cantando en inglés, en Europa…

S: Nos apetece ver un poco que se cuece allí, pero ya como experiencia personal.

A: ¿Por qué elegisteis el inglés para cantar?

S: Llevamos toda la vida escuchando música en inglés y al final cuando te pones a hacer temas es lo que sale. Más a delante no sabemos lo que saldrá, pero ahora mismo es lo que sale de forma natural.

V: Ahora mismo el escucha más música en castellano y yo escucho más música en inglés, que también escucho música en castellano, pero esos temas ya venían un poco por ahí. Hay gente que compone en inglés y luego traduce al castellano, pero la verdad es una forma de trabajar que depende de para quién sirve y depende de para quién no sirve. Ya cuando compones un tema, estás con la acústica y ya lo estás cantando en inglés sin querer, porque a lo mejor quieres  ser como en aquel tema de John Lenon por ejemplo.

L: A la hora de componer, ¿cómo lo hacéis?

V: El flujo suele ser que yo vengo con ideas, tengo también un poco ese perfil de productor, entonces producir y componer se va haciendo como al mismo tiempo. Ahora tenemos la suerte de compartir bastante tiempo y de valorar ideas todo el tiempo. Con el primer disco nos limitó mucho más, porque este disco se hizo desde la distancia, él estaba en Barcelona y yo en Canarias. Al final yo decidí venirme para trabajar mejor.

S: Cuando nos concímos él vivía aquí, pero fue grabar un tema y volverse.

L: Debe ser complicado hacer temas en la distancia.

V: Es complicado, aunque hay gente que lo hace.  Lo nuestro iba por email.

S: Era gracioso, yo grababa una voz, se la enviaba,  una locura.

A: ¿Cómo se presenta el tema ahora que estáis los dos aquí?

S: Se presenta bastante bien, ahora que sacamos disco, pues se trata de buscar bolos como locos. Tocar bastante donde nos dejen y más a delante empezar con el segundo disco.

A: ¿De qué hablan vuestros temas?

S: Un poco de todo ¿ no?

V: Hay una temática un poco recurrente, que tiene un poco con lo que vivimos aquí, lo que se llama la vida moderna. El rollo de que ya tenemos comida, lo tenemos todo bien y ahora sólo nos preocupamos de estupideces. El tema es un poco de las aspiraciones que tiene uno en la vida y de lo que pierde por buscarlas o el tema de huir. El tema de la huída es un poco la marca de todo el primer disco, huir por huir y también huir por buscar nuevas cosas. Mucha de las letras trabajan a nivel psicológico, más que a un nivel de calle, de contar algo que te ha pasado, un poco más interior.

L: Influencias musicales.

S: Escuchamos de todo en realidad. El otro día hicimos una entrevista y este hombre dijo que Bowie había sacado discos mediocres y creo que es una de nuestras mayores  influencias, nos encanta Bowie, nos encantan los clásicos, Led Zepelin, los Beatles.

V: Estamos bastante de acuerdo los dos, en que como está todo inventado ya, más vale que vayas a llegar a algo similar a lo que hace todo el mundo, similar pero que es tuyo, pero que parta un poco de la base. Nosotros al final no estamos haciendo algo que sea rompedor.

L: Coges una idea de aquí, otra de allí…

V: Hay que cogerlas, porque al final es una forma más pura de combinar, que si combinas una cosa que está ya reescrita. Aunque sea imposible ser original, lo importante es buscar tu personalidad.

A: ¿Crees que no es posible ser original? ¿Qué está todo dicho en la música?

V: Él y yo nos creemos lo nuestro.

S: Buscamos eso, y creo que dentro de un ámbito si que hay grupos, para mí Standstill o Radiohead son originales. Pero al final estamos hablando de un tema que dura 4 minutos y que tiene un estribillo que se repite un par de veces. Nosotros estamos haciendo eso, nos basamos en unas normas que probablemente ya inventaron estos cabrones (se refiere a los Beatles) y que desde hace 40 años ha habido 7 millones de grupos que han estado jugando con las mismas normas. Claro que se puede ser original, pero a día de hoy no hemos hecho ninguna revolución y creo que nadie la ha vuelto a hacer desde entonces. Si que buscamos ser únicos entre comillas, igual que todos los grupos, tener un sonido y una identidad propia.

V: Hay un margen todavía, sobre todo por la forma de producir los sonidos. Todos los temas, los desnudas con una guitarra y una voz y ahí si que todo confluye, pero la forma en como suena,  como le das la importancia a un elemento o a otro.

S: Eso si que nos lo curramos.

V: Ahí si que buscamos un poco nuestro sitio.

L: A parte, como decís en los conciertos, que ya intentáis hacer algo diferente, creo que es donde realmente la gente disfruta.

A: Creo que es un punto bueno tener un toque diferencial en el directo.

V: Sí, nosotros buscamos ser como un grupo minoritario y que a pocas personas les encante, impactar mucho, mucho y dedicar mucho tiempo a impactar a una persona, que incluso a la larga puede ser hasta bueno, porque así funciona un poco el boca a boca, si a alguien realmente le gusta algo lo va a compartir con sus amigos y tú te vas a fiar antes de un amigo de lo que diga el periódico. Esa es un poco la esperanza.

S: No vamos a hacer temas como la Oreja de Van Gogh para sonar en los 40 y gustar a 7 millones de personas, porque para eso jugamos al dominó.

V: Estamos buscando un comentario que diga: casi lloro con este tema. Buscamos más esto que lo otro.

L: Si hiciérais temas como la Oreja de Van Gogh, igual no es sentiríais igual de realizados o de satisfechos.

S: Yo creo que estaríamos jodidos (risas). Lo de coger ideas no es en sentido literal, nos referímos a que al final cogemos la guitarra, hacemos sol, re, do . Dylan hizo miles de canciones con esos acordes. Keith Richards decía que cuando uno crea, tiene como una antena y todo lo que le pasa en la vida, no sólo escuchar música, que una paloma se te cague aquí fuera, que tu novia te deje, eso lo filtras y al final sale algo.

HAZTE FAN DE LAS GAFAS DE MIKE EN FACEBOOK Y ENTÉRATE DE LAS ÚLTIMAS NOVEDADES

Entradas relacionadas: