La primavera la sangre altera, y el verano la altera mucho más… Así reza una canción de Airbag, y para demostrarlo qué mejor que la presentación del nuevo disco de FANTA, grupo que hace que uno se sienta eternamente joven ya que pasan los años y ni ellos ni su música ha variado un ápice, acompañados por sus hijos pródigos los KingPin, que vuelven a uno a la cruda realidad al ver que son chavales de 20 años y uno ya ha entrado en la treintena, ¡la vida es dura!

Como uno es persona de tradiciones, antes del evento acudió a un conocido bar de Poble Nou a hidratarse y despistar un poco al estómago. Allí, casualidades de la vida, estaban las mismas caras de siempre en estos conciertos, por lo visto también son personas de tradiciones, no soy tan especial como creía.
Imagino que os importará bien poco lo leído hasta ahora, así que voy al grano. Empezaron el concierto los KingPin, digno de admirar que aun queden chavales en Barcelona que prefieran tocar punk rock a irse al Malalts de Festa a perrear. Y de nuevo, como ya hice hace unos meses me toca quitarme el sombrero, escuela malagueña 100%. Me recordaron en varios momentos a No Picky, si la anterior vez eran 4 ahora eran 3, han eliminado la sección de vientos, que particularmente a mi me gustaba, pero tocan mucho más compactos y punk rock. Conectaron bien con el público, buenas versiones de No Picky y los Nikis, más sus canciones de cosecha con letras de adolescentes, que es lo que son coño. Lo que a uno le chirría no es que jóvenes  de 20 años hagan canciones para jóvenes de 20 años, si no que las hagan “chavales” de 40. Así que podemos estar contentos los barceloneses, estos chavales según parece han venido, y es para quedarse.

Una vez acabaron éstos, llegaba el turno de presentar en sociedad el “Más de lo mismo” de FANTA, que como su nombre indica es más de lo mismo, no les ha dado por madurar, experimentar, ni evolucionar, como venden normalmente sus productos los grupos cuando pasan de molar a hacer un disco de mierda. Punk Rock made in Santaco, ni grandes alardes, ni grandes pretensiones, ni dárselas de nada, son así y punto.

Y del concierto y disco en sí poco que añadir, los FANTA de toda la vida, en algún tema la voz algo más desgarrada de lo normal (tampoco os imaginéis a los Sepultura…),  y dos grandes declaraciones de principios, “Yo no toco el Casiotone” donde pone en su sitio a los modernos barceloneses y refuerza nuestro orgullo barriero a los habitantes del Barcelonés Nord, garrulos y orgullosos. Destacar la buena acogida que tuvo en directo y el gran pogo que se montó. Y la otra declaración de principios, la canción “Más de lo mismo”, donde explican en 1ª persona lo que antes expuse, tocan más de lo mismo, las mismas letras, lo mismos mitos, verano, zombies, surf y vampiros, y punto. El resto de canciones en su línea temática y musical, cosa que se agradece. Destaco las 2 indicadas, Destino al azar, Tendencias Suicidas, Fiesta en alta mar, Calamity James, y ya paro que al final las destaco todas.

Y así acabó el recital, servidor se fue con gran sabor de boca, contento y agradecido por los grupos, por los asistentes y por la velada. Reseñar el precio del concierto, 10 euros con CD incluido, ¡cuántos deberían aprender!

Hasta otra amigos, próximamente concierto de los Queers con FANTA.

Escucha el disco de FANTA aquí

Fotografía: Filex Chapas PicnicRecords