“Solo no puedes, con amigos sí”.

Era una de las máximas de “La bola de cristal”. Entrevistando a Carlos Pinto me suena que es así como entiende la música este batería, al que no le importa nada estar en la fila de los invisibles de “Mucho”, un grupo que amenaza con explotar, (han fichado por Marxophon y ya han entrado a grabar su nuevo disco que saldrá en 2013), y que huye de la sombra alargada de los Sunday Drivers, porque son mucho más. Carlos confiesa que es más de palmada funky a la hora de bailar y que nunca tocaría en un grupo de bachata ni por todo el oro del mundo. Pasen y lean la primera entrevista de “Los invisibles”. (Redoble de batería).

¿Sabías que en algunos grupos de los 50 los baterías tocaban detrás de una cortina?
No, no lo sabía, está muy feo eso (risas).

¿Lo mejor de ser invisible?
Pues que tienes una visión de los  conciertos que no tienen el resto de tus compañeros. Estás ahí atrás y estás a gusto y es distinto. Cada uno tiene su papel en una banda y yo estoy contento en el mío. Para mí  las estrellas de las bandas han sido siempre los guitarristas y los cantantes y me mola que sea así.

¿Si pudieras elegir de todas las bandas del universo dónde te hubiera gustado tocar la batería?
Hay miles, los Rolling Stones, por ejemplo, que llevan mil años tocando. Pero claro Charlie Watts es irremplazable, no tendría sentido, ha sido el grupo más inteligente de todos. Su batería tiene buen gusto y es un batería muy clásico.

¿Y Ringo Starr? ¿Por qué tiene tanta mala fama como batería?
Tiene mala fama pero ni mucho menos. Me parece que es el batería perfecto para los Beatles y contribuyó a que fuera el grupo más gigante que cambió y revolucionó la música desde el 64 hasta ahora…

¿Cuando escuchas algún disco tocas la batería sin darte cuenta?
Me gustaba seguir el ritmo, a los 13 me regalaron una batería, era una junior que podías afinar. Tocar solo es un coñazo, pero con amigos mola bastante. Alquilas un local con ellos y vas aprendiendo cosas, yo soy más de tocar con gente. No he estudiado, no tengo técnica y me parece un poco aburrido ser un estudioso de la batería. Mola tocar con un guitarrista, con un bajista… más que tú solo.

El disco que te has tocado entero
Entero no sé , pero el “Sticky Fingers” por lo menos la mitad sí que me lo he tocado bastantes veces.

¿Cuando bailas qué instrumento tocas?
¡Las palmas! (risas) Air guitar no, pero marco el bombo con el pie. No bailo mucho, me gusta pero no lo hago bien. ¡Hago un poco la palma funki!

Prueba de conocimiento de batería te digo tres y me dices de qué grupo son…
Keith Moon…
¡De los Who!

John Bonham…
Led Zeppelin.

Manuel Reyes…
Me suena pero ni idea…¿me das una pista? ¿Es de un grupo mítico? Dímelo ¿no? (Lo busca en el móvil) ¿De los Brincos? ¡De Medina Azahara! Jajaja, fíjate, nos ha jodido!

¿Cuánto cuesta una batería?
Yo me las compro de segunda mano, son de los 70 en EBay, me molan más antiguas, vintage. Una batería buena te valdrán 3.000 euros solo las cuatro piezas…

¿Cuánto lleváis juntos los Mucho?
Empezamos hace dos años y sacamos el primer disco en  2011. Todas las ideas originales son de Martí, trae una canción al estudio o nos manda una maqueta y sobre eso vamos aportando cosas. Probamos algún ritmo y opinamos todos. Martí es un tío muy abierto y tiene mucha imaginación, reconstruimos y adornamos los temas entre todos.

¿Vives de la música?
He vivido de la música, ahora tiro del plan de pensiones de los Sunday Drivers pero se me está acabando. (Risas). Estamos todos metidos en este. Curré en una tienda de discos durante 5 años…

Para qué estilo musical no tocarías jamás.
Bachata o mierdas de esas no podría. Aparte que no sabría tocarlo (risas). Yo creo en la música como estar dentro de un grupo, vivir experiencias, compartirlas y tocar lo que sientes. Me parece que la música es para compartir con tu público, creer en tu proyecto, creer en tu música y creer en lo que haces.

Más info en: www.somosmucho.com
Mucho actuarán en acústico el 22 de septiembre en el VI aniversario del Fotomatón.

Entradas relacionadas: