M-Clan

Pocos grupos pueden presumir, después de más de tres lustros en activo, de estar en su mejor momento. Sin duda M Clan es uno de ellos. Sus dos últimos trabajos están entre lo mejor, no ya de su discografía, sino de todo el rock que se ha grabado en España en los últimos años.

Y qué decir de su directo… Suele contar Carlos Tarque cómo su vida cambió el día que vio una actuación de AC DC; muchos chavales dirán lo mismo de M Clan después de verlos incendiar el escenario.

Porque no son músicos, son pirómanos. Extienden su repertorio sobre las tablas y le prenden fuego a base de blues, rock y soul. Entre las llamas, Ricardo Ruipérez extrae de su guitarra el sonido más adecuado para cada canción, a veces salvaje, a veces pantanoso, siempre eficaz, sin alardes innecesarios. Y mientras, Carlos Tarque aúlla, se contonea, baila, se retuerce y retuerce sus cuerdas vocales demostrando por qué se le considera “la voz” del rock nacional.

 M-clan

Además, en esta nueva gira cuentan con el apoyo de una sección de metales (los madrileños No Reply) con la que recrean las atmósferas “solueras” que abundan en su último disco (Para no ver el final), que es, junto con el anterior (Memorias de un espantapájaros), la base de su actual repertorio, aderezado con algunos éxitos más antiguos (Llamando a la tierra, Quédate a dormir, Carolina…).

Si el primer disco de M Clan se tituló acertadamente Un buen momento (1995), el próximo debería llamarse El mejor momento. Disfrutémoslo.

Entradas relacionadas: