Leiva

Pereza volvía de nuevo al Palau de la música y colgaba el cartel de no hay entradas una vez más. Se respiraba un ambiente animado y excitado por ver salir a escena a estos dos tirillas y a sus guitarras. El momento había llegado y Leiva empezó con Leones, Como lo tienes tú y Animales de un tirón, para dar paso a Rubén con Yo nací para estar en un conjunto. El público no tardó en levantarse de sus butacas para no volver a sentarse en todo el concierto.

Leiva tuvo un mayor protagonismo a la voz, cantando 17 de los 26 temas que tocaron. Pero Rubén también tuvo su momento de grandeza para cantar auténticos temazos como 4:26, Madrid, Margot o Grupies.

Aunque hubo un problema con el sonido en Amelie, el público disfrutó del concierto y es que dos horas dan para mucho. Horas y horas de ensayo deben de estar detrás de la conexión total de la banda ¡Sonaban como un solo cuerpo!

Pereza

Llegó Llévame al baile, donde Tuli pudo lucirse con un magnífico solo de saxofón. Hubo algún que otro guiño a los Beatles con We Can Work It Out al inicio de Beatles y a John Lenon con Stand by me.

Rubén

El mayor repertorio fueron  temas de sus tres últimos discos,  Windsor, Que parezca un accidente, Por mi tripa, Todo y Madrid fueron algunos de ellos. Pienso en aquella tarde fue el único tema que tocaron del disco Algo para cantar, aunque se hechó de menos algún tema como Manager, donde mostraban su vena más desenfrenada y canalla. Pero todo llegaría, en la parte final del concierto simularon un atraco, donde Rubén salió con gafas de Sol y un pañuelo en la cabeza y Leiva con sombrero y un pañuelo tapándole la boca como un auténtico bandolero para tocar Señor Kioskero y terminar con Superfunkies.

Web oficial

Myspace

HAZTE FAN DE LAS GAFAS DE MIKE EN FACEBOOK Y ENTÉRATE DE LAS ÚLTIMAS NOVEDADES

Entradas relacionadas: