Rebeca Jiménez

Que buenos conciertos programa la BarnaSants que pasan desapercibidos y eso no debería pasar inadvertido. Un claro ejemplo es este que estas líneas atañe. Rebeca Jiménez, nuestra Lucinda Williams particular.

Un impresionante piano presidía el escenario, lugar que iba a ocupar Rebeca Jiménez, cantautora madrileña, acompañada a la guitarra por Mario Raya, guitarrista que ya realizó la última parte de la gira de Quique González. Fue un concierto acústico y en algún tema con piano sólo y alguno con guitarra eléctrica, no se necesitaba más, la voz de Rebeca hacia el resto. Empezó con un tema de su único disco en el mercado “Todo llegará”, una joya de disco, el tema fue “Antes de marchar”. Comentó durante el concierto que está en pleno proceso de grabación de su segundo disco, y aunque se disculpó del estado quebrado de su voz,  creo que ninguno de los presentes notó ninguna arista que criticar. En realidad el concierto se anunciaba como la presentación de su primer disco, pero fue una presentación en toda regla de su disco aun en proceso de grabación, y así nos presentó el tema “Perros”, para después iniciar los acordes de “Te queda mi amor” tema que engancha, y se escucharon los primeros coros y aplausos de la noche. Continuó con sus temas nuevos,  “Cuando te echo de menos”,  y después interpretó una canción que no está grabada en ningún disco y que sólo canta en directo, “Me la estoy jugando por ti”, aunque yo diría, que esta canción está en una maqueta que correo por ahí. “A medio camino”, “Vivir es peligroso” y “Salto al vacío”, otros tres temas nuevos, que dieron paso a otros tres temas al piano solamente, “Acuérdate”, “Calada hasta los huesos”, para mi el mejor tema de Rebeca, y “Dispárame”.

Rebeca Jiménez

Volvió a salir Mario Raya para atacar uno de los temas más bonitos del rock patrio y que precisamente no es suya, pero como si lo fuera, “De haberlo sabido” que ya la cantó con su autor en aquel impresionante disco “Ajuste de cuentas”. Prosiguió con otro tema nuevo “Para volar”, “Me emborraché por ti”, otra de mis favoritas, “Si tú piensas en mi”, “Tú o nadie” y antes de quedarse otra vez sola al piano “No se si lo hice bien”, “Vals”, y para acabar “La luna y el halcón”, y su tema más conocido, que ya, creo, es un clásico “Despertarme contigo”, si no habéis oído la versión con Carlos Tarque y Leiva, no podrías tardar mucho en escucharla porque es una delicia. Con la gente en pie se despidió en esta presentación en la Ciudad Condal, que supo a poco, y esperamos verla más por esta ciudad, ya que a día de hoy es una artista imprescindible. Gracias Rebeca, ansío tu segundo disco, y gracias por tu voz, por tus canciones, y por ese ratito, corto, que nos hiciste pasar. El rock and roll tiene artistaza para rato.

Entradas relacionadas: