Sin ninguna pereza, y con muchas ganas de música en directo y de rockandroll, nos dirigimos a la madrila-baja, a la sala Barroco. Tenemos cita con Rubén Pozo y su gira acústica en solitario “Menos es más” de su primer disco  “LO QUE MÁS”.

La Sala Barroco estaba casi llena y casi puntual a su cita, aparece en el escenario con chaqueta, pitillos negros y reluciente camisa blanca con chorreras, sísísí con chorreras, todo tiene su explicación. Comienza con guitarra acústica negra y sentado en una banqueta (muy del estilo de B.Dylan, sólo le faltaba la armónica) a cantarnos Nombre de canción, pura canción que huele al madrileño barrio de Alameda de Osuna (barrio donde se crió Rubén). Continuó con más temas nuevos: Nada más, Rucu Rucu, (muy aclamada), Chavalita (gran historia de amor), Mañana será otro día. La gente tenía ganas y se las sabían todas, Rubén pese a su aparente timidez, transmite mucha cercanía y con su toque macarra, da buen rollo y sobre todo ganas de pasarlo bien con su música.

Continuó con: Grupis y Horóscopo, reconocidas solo con los primeros acordes. Entre medias dejó de lado la guitarra acústica para pasar a la Stratocaster, donde en Horóscopo ya se lució con un punteo de puro guitarrista solista. Se quitó la chaqueta y nos explico que llevaba camisa con “chorreras” porque como venía a la sala Barroco tenía que venir ambientado con la época, ¡qué crack! Gustó mucho el detalle e imaginaros los piropos que le cayeron por parte de las “grupis”, ya que nunca había actuado en Cáceres capital.

Siguió con: Lo que más, San Valentín, Las Horas Muertas y Ozono; grandísimo tema, en el disco la canta junto a Sara Iñiguez “Rubia” (por cierto es una morenaza de cuidado). Continuó con Margot e Invierno; temazo, mi favorita del disco, me parece de las mejores canciones que Rubén a compuesto. Pelos de Punta, entre medias cantó Madrid, que no la tenía en el nuevo repertorio, pero por petición popular no dudó ni un segundo en tocarla, al grito de “Ru campeón”.

Pegatina: (Elegida Mejor Canción del Año 2012 por la Revista Rolling Stone hace escasos días). “La Pegata”, como él la llama, fue la gran aclamada de la noche. Rubén no dudó en bailotear como hace en el videoclip oficial, al compás de las palmas de todos. Esto se va acabando, Pirata, “esta para el bucanero” dedicada al bar donde cenó, ya que flipó con los pinchos del bar y terminó por todo lo alto con otro temazo del nuevo disco: Como Cualquiera, perfecta para el cierre del bolo, aunque la gente se quedó con ganas de mucho más.

Este acústico de Rubén estaba enmarcado dentro de una mini gira por tierras Extremeñas (Badajoz, Cáceres y Don Benito), mi enhorabuena a “El Extremeño Producciones” por apostar por la música de calidad en nuestra tierra y por todas las facilidades que nos dieron, así da gusto.

Tuvimos la oportunidad de echar un rato con Rubén después del concierto y hablamos de Extremadura, estaba encantado y prometió volver. Por cierto un fan que vimos en el concierto le regaló una camiseta de Extremoduro (uno de sus grupos favoritos), también hablamos como no, de su nuevo disco y sobretodo de música, mucha música como buenos melómanos. Nos comentó que le mola mucho nuestro nombre “Las gafas de Mike” y nos dio recuerdos para Laura Corpa y su pedazo de terapia En el diván con…Rubén Pozo”:  Le encantó la entrevista.

Termino diciendo que: Puto placer el bolazo acústico que se marcó Rubén en Cáceres, es muy difícil subirse solo con una guitarra a un escenario más de hora y media sin parar de cantar, de hecho, muchos artistas ni se atreven si no están arropados por una banda, pero a Rubén se le ve feliz haciéndolo, se le nota “agustito” sobre el escenario, siendo fiel a su estilo, se ve que es una gira para disfrutar con la gente desde la cercanía. El disco (Lo que más) me parece que esta lleno de historias, de vivencias y se ven claramente todas sus influencias musicales, las letras (su fuerte) llegan a la gente, ya que hace un puro rock “de barrio” que la gente entiende, creo que es un disco de mucha calidad y con mucha personalidad marcada en cada uno de los temas, muy recomendable y muy fácil de escuchar entero de una sentada. Como podréis observar no he hablado en ningún momento de Pereza, ya que toca hablar del presente y el presente es Rubén Pozo, un macarra de barrio que disfruta haciendo rock.