Vetusta Morla

Vetusta Morla (VM) fue puntual a su cita con los 4500 cacereños que se dieron cita en el Multiusos. Empezaron a tocar pasadas las 23:30 de la noche, pese a que estaban recién llegados de una gira por México. Se hizo corta la espera escuchando a “Burgim” nueva banda Cacereña de Indie-pop y rock, que con un directo muy bueno, cumplió a la perfección su papel de calentar el ambiente para el plato fuerte de la noche.

VM empieza el concierto sin saludar. Simplemente comienzan a sonar los acordes de  Los días rarosSe notó cómo empezó a subir la intensidad según iba avanzando la canción. “Pucho” (vocalista) estuvo grande en la que es para mí la mejor canción del concierto, por lo complicada que es en directo y por su calidad musical, que mejor forma del empezar el concierto. Continuaron con Boca en la tierra y Cenas ajenas. Acto seguido “Pucho” saludó y dijo que era la primera vez que visitaban Cáceres y provincia y que era un gustazo estar allí. Siguieron con Copenhague, primera canción que tocaban del primer disco, la intensidad subió un peldaño más. Lo que te hace grande, pedazo de letra hizo “Guille” (guitarrista) al crear esta canción,  Escudo humano,  Maldita dulzura; muy aconsejable en directo por la variación que tiene y otra gran letra, esta vez de “JuanMa” (guitarrista),  En el río. Me quedé muy sorprendido, ya que casi todo el público se sabía las letras, aunque fueran temas del nuevo disco, entre canción y canción a las 00:03 de la noche, varios cantamos una canción más: “Cumpleaños Feliz”  a una “Rubia” muy especial.

 Vetusta Morla

De nuevo gran ovación con los primeros acordes de Sálvese quien pueda, que dio comienzo al bloque de canciones más animadas junto conValiente, muy esperada y favorita de muchos y Sharabbey Road, tarareada el final por todos durante varios minutos,  un clásico en los conciertos de VM, con dos voces graves/agudas, hasta que empezó Canción de vuelta, unas de mis favoritas, pero en directo pasó un poco desapercibida. Seguimos conUn plan mejor (Canción de la banda sonora del documental  “Elige siempre cara”) canción no muy conocida por los que nos encontrábamos allí, pero muy escuchada y respetada y Mapas. 

Entre medias, “Pucho” dijo que los mexicanos tienen fama de gritar mucho en los conciertos y que lo comprobaron en México, nos habló un poco de la gira por allí, pero que estaba muy sorprendido porque en Cáceres se gritaba más y mejor, imaginaros la reacción. Primer bis y la exclusiva de la noche: por ser la primera vez que visitaban Cáceres (la primera vez siempre se recuerda) dos miembros de “Barrunto Bellota Band” (Grupo Extremeño de Folk) suben al escenario con acordeón y violín y junto a la banda nos deleitan con Al respirar (canción que creo no suelen incluir en esta gira de “Mapas”). Supuso el momento más íntimo de la noche. Continuaron con Mi suerte, Rey Sol y El hombre del saco; tema con muchísimo ritmo y percusión. Segundo y último bis, la gente vuelve a tararear más tímidamente el final de Sharabbey Road mientras esperan que salga la banda. La traca final: Baldosas amarillas, Un día en el mundo, que decir de esta canción: 4500 voces gritando: mírame, soy feliz…,  y la última: La cuadratura del circulo. Sí empezaron de la mejor forma posible con “Los días raros”, con este tema era la única manera de despedir el concierto por todo lo alto: muchísima intensidad, fuerza, instrumentación/percusión y conexión con el público. La canción duró más de 13 minutos, y quedó claro que Cáceres quería más después de 21 canciones y casi dos horas de concierto.

 Vetusta Morla

Concluyo diciendo que Vetusta Morla se ha convertido en uno de los grupos nacionales más importantes y con mejor directo que se pueden ver y oír a día de hoy, por la calidad de sus temas y el tremendo directo que tienen. La banda al completo (JuanMa, Guille, David, Álvaro, Jorge y Pucho) estuvo genial, de diez, demostraron o al menos esa fue la sensación que dejaron, que lo de esa noche no fue un bolo más. Gracias a la gira de “Mapas” han colocado a Cáceres en el “mapa” musical nacional. Nos merecemos música y queremos música. Fue una noche mágica para Cáceres que muchos recordaremos de una forma muy especial.

Fotos: Ana Aima y Gargablás

Entradas relacionadas: