Recuerdo cuando vi a Vetusta Morla por primera vez, fue en el Sonorama, en aquella plaza de Aranda del Duero abarrotada de gente. Por aquel entonces había escuchado un par de canciones, pero fue araíz de aquel concierto que no pude parar de escuchar el disco. Después de ese concierto los he visto dos veces más, y siguen transmitiendo la energía de ser un grupo humilde, forjado pasito a pasito y que ahora empieza a recoger los frutos de años de trabajo y esfuerzo colgando el cartel de NO HAY ENTRADAS allá por dónde pasan.

Un telón cubria el escenario, cuando empezo a sonar Autocrítica y podía verse el videoclip en él. Poco a poco se fue levantando para mostrar a toda la banda ante el público. Joviales, vivos, con mucha energía empezaron el concierto y lo acabarían con mucha más. Lo que me llamó mucho la atención fue la camiseta que Pucho llevaba, era amarilla y ponía Todo saldrá bien, un mensaje que me llenó de buen rollo y estoy seguro que a más de uno de los presentes también.

Continuaron con Rey Sol y Un día en el mundo. Pucho saluda al público y saca una chuleta para decir unas palabras en catalán. Siguió Pequeño desastre animal, Vida no hay mucha, decir que esta canción me puso los pelos de punta, La marea y Al respirar.

El público cantaba y bailaba todas las canciones, no paraba de saltar a causa del magnetismo que transmitían los que estaban encima del escenario. Continuaron con Valiente, La cuadratura del círculo, dónde Jorge tocó los bidones de metal.

Primer bis. El público empieza a tararear Sharabey Road, esperando ansioso a que salgan al escenario de nuevo. Cuando vuelven, cantan Iglús, Año nuevo y Sálvese quien pueda. Segundo bis y parte final del concierto, cantaron una en inglés y para terminar Sharabey Road, con participación del público incluída.

Para despedirse, Pucho propuso al público hacer un gran salto conjunto para transmitirnos energía. Y así fue como toda la banda abrazada y el público saltaron a la vez, fue un momento muy bonito.

Creo que no me cansaré nunca de ver a Vetusta en concierto, transmiten mucho, estan totalmente complementados y Pucho, con sus movimientos y el sentimiento que le pone cuando canta, te hace sentir que seas tú el que está encima del escenario, todo un mérito.

Y es que frases como A veces no soy yo, busco un disfraz mejor, bailando hasta el apagón. ¡Disculpad mi osadía! hacen que Vetusta tenga una chispa diferente al resto.

Vetusta Morla:

Web oficial

Myspace

Entradas relacionadas: