Zahara

Con motivo de la presentación de un nueva colectivo cultural en Valladolid llamado Cuadrilátero Cultural, se había anunciado la actuación de un grupo local y un artista invitado del cual, la única pista que había es que era una de las revelaciones de 2009.

Con 40 minutos de retraso se subieron al pequeño, pero mítico, escenario del Café Teatro de Valladolid los locales “José Carreño y los Canseco”. Grupo que se gestó en 2003 y que tras varios cambios se presentó en formato trío, 2 guitarras y bajo. Empezaron a calentar el ambiente con la participación de la gente que llenaba la sala, un set list corto pero intenso en el que incluyeron “No te vas a marchar”, “Por qué no vienes conmigo a bailar” y una canción que recuperaron para la ocasión “Como los niños en el parque”.

Carreño y los Canseco

El momento más emotivo de su actuación fue la interpretación de parte de “Funeral” de Zahara, que enlazaron con una composición propia, para cerrar con parte de “Lo merezco” también de Zahara.

Y llegó el momento de la noche, Zahara otra vez en Valladolid y de nuevo en solitario, ella y su guitarra frente al público. Vestida preparada para soportar el intenso calor que hacía en la sala, con la decoración del escenario y de las paredes del Café Teatro acordes para ocasión, comenzó un concierto con un set list acústico y que, desde el principio, se planteó como una fiesta, siempre con la intención de divertir a la gente y la gente respondió.

Zahara

Las canciones se iban desgranando poco a poco, había que disfrutar del momento, Zahara estaba cómoda y eso se notaba, tanto que al poco de iniciar su repertorio pidió apagar un foco que le estaba martirizando con el calor para seguir con el show en un ambiente íntimo, una oscuridad sólo rota por un pequeño foco que estaba a sus espaldas.

El público que llenaba el concierto se divertía, la Jienense era natural en sus comentarios entre canciones, por lo general acordándose de la mierda que es eso del amor y que por mucho que busquemos es imposible encontrarlo, porque no existe.

Sus grandes éxitos como “Photofinish”, “En la habitación”, “Chica pop”  o “Lo merezco” sonaron de una forma intensa y emotiva. Aprovechando que no tenía a sus fabulosos para acompañarla, regaló a los presentes una nueva canción “Pregúntale al polvo”.

Zahara

Para terminar con la fiesta que había montado sobre el escenario, el público encendió unas pequeñas bengalas que repartió la organización al entrar en la sala. Y ya con el público entregado,  Zahara terminó su show acústico con sus gafas de sol en forma de corazón, con un whisky-cola y  recorriendo el Café Teatro entre el público con su guitarra cantando a su “Chico fabuloso”.

Zahara

Está claro que la artista cuida hasta el más mínimo detalle, decoración del escenario con plantas y globos, las paredes con globos atados en forma de flor. Eso es solo el ambiente, ella y su guitarra se bastan para emocionar, divertir y hacer bailar a quien la vea.

Valladolid quiere a Zahara y Zahara quiere a Valladolid, y que el romance siga durante muchos años.

http://www.myspace.com/josecarreoyloscanseco

http://www.myspace.com/zaharapop

http://cuadrilaterocultural.wordpress.com/

Entradas relacionadas: